Aprende aquí cómo medir tu cérvix…

1. Conoce dónde está ubicado tu cérvix. El cérvix es la parte más baja del útero, se conecta con la pared vaginal. Se ubica de 7,5 cm (3 pulgadas) a 15 cm (6 pulgadas) dentro de la vagina, al final del canal vaginal. Tiene la forma de una rosquilla pequeña con un pequeño agujero en el centro. La posición y textura del cérvix cambia durante todo el ciclo de ovulación. Si conoces donde está ubicado tu cérvix, será más fácil medir.

El canal interno del cérvix contiene glándulas que segregan moco vaginal. El color y la textura del moco también cambian durante todo el ciclo.

2. Lávate las manos con jabón y agua caliente. Debido a que utilizarás tus dedos para sentir tu cérvix, es importante lavarte las manos minuciosamente para prevenir la trasmisión de bacterias a tu cuerpo. Evita usar cremas antes de sentir tu cérvix, debido a que los ingredientes de estos productos pueden causar infecciones vaginales.

Si tienes uñas largas, podrías considerar cortarlas antes de sentir tu cérvix. Una uña larga y afilada podría rasguñar tu vagina.

3. Ponte en una posición cómoda. La mayoría de las mujeres encuentran que una posición sentada (en lugar de estar parada o recostada) permite un fácil acceso al cérvix con una molestia mínima. Siéntate en el borde de tu cama o tina con tus rodillas abiertas.
4.Introduce tu dedo más largo en tu vagina. Mueve suavemente tu dedo en la apertura de tu vagina y déjalo deslizarse en tu vagina. Dependiendo de en qué momento estés en tu ciclo de ovulación, tu dedo puede avanzar varios centímetros en tu vagina antes de que sientas tu cérvix.

Si deseas, puedes lubricar tu dedo con lubricante a base de agua para ayudarlo a deslizarse con mayor facilidad. No uses vaselina, loción o algún otro producto que no se especifique especialmente en su etiqueta que puede utilizarse en la vagina.

5. Siente la cérvix. La punta de tu dedo tocará la abertura en forma de rosquilla al final de tu vagina. Sabrás que es tu cérvix si tu dedo no puede seguir avanzando más. El cérvix puede ser suave, como los labios fruncidos, o firme, como la punta de tu nariz, dependiendo de si estás ovulando o no.

Artículo completo aquí.

Aprende más sobre: “cómo medir mi cérvix aquí.

Si tienes dudas, contáctanos.

Deja tu comentario